business catalog article new catalog business opportunities finance catalog deposites money catalog making art loan catalog deposits making catalog your home good income catalog outcome issue medicine catalog drugs market catalog money trends self catalog roof repairing market catalog online secure catalog skin tools wedding catalog jewellery newspaper catalog for magazine geo catalog places business catalog design Car catalog and Jips production catalog business ladies catalog cosmetics sector sport catalog and fat burn vat catalog insurance price fitness catalog catalog furniture catalog at home which catalog insurance firms new catalog devoloping technology healthy catalog nutrition dress catalog up company catalog income insurance catalog and life dream catalog home create catalog new business individual catalog loan form cooking catalog ingredients which catalog firms is good choosing catalog most efficient business comment catalog on goods technology catalog business secret catalog of business company catalog redirects credits catalog in business guide catalog for business cheap catalog insurance tips selling catalog abroad protein catalog diets improve catalog your home security catalog importance

December 2013 Archives

  A punto de terminar 2013, un año en el que a pesar de las triunfalistas declaraciones de este irresponsable gobierno acerca de la inminente salida de la crisis, es momento de detenerse y hacer de nuevo balance.
  No entraré en la valoración de los datos económicos, que eso lo saben hacer mucho mejor que yo los analistas políticos y económicos de los diversos medios de comunicación; pero creo que se debe constatar y subrayar la falacia que supone la idea transmitida oficialmente desde el gobierno de que estamos saliendo de la crisis. La realidad es tozuda, y si dejamos de mirar la televisión (especialmente TVE), y echamos un vistazo a nuestro alrededor nos percatamos rápidamente de que esa optimista visión de la realidad que transmiten nuestros amados gobernantes es totalmente falsa. Salvo para unos pocos (banqueros, especialmente), las cosas están ahora mucho peor que hace un año en multitud de parámetros y variables, objetivas y subjetivas, sociales y económicas, culturales y sanitarias.....
  Quizá haya personas que han decidido edulcorar la realidad y creerse el irreal mundo de recuperación que nos describe el lamentable gobierno Rajoy; sin embargo, cualquier persona con un mínimo de sensatez comprende la estupidez de semejante política del avestruz.

Crisis_thumb[1].jpg
  Pero siendo todo esto un problema muy grave; lo peor de todo es que estos infundados motivos de optimismo llevan repitiéndose demasiado tiempo. Desde el poder se anestesia eficazmente a la población con falsas expectativas, y esto no es exclusivo del actual gobierno que padecemos; pues hemos escuchado innumerables predicciones desde 2009 de que el "próximo" año será el de la salida de la crisis. Se han empleado numerosas figuras poéticas para ilustrar tan desatinados pronósticos; pero lo asombros del caso es que siguen colando.
  Este 2013 hemos padecido de nuevo estas "predicciones-deseo" de que 2014, será indudablemente el año de la recuperación económica, porque según la hipótesis oficial, difundida a los cuatro vientos por los medios amigos y por las serviles televisiones públicas, las brillantes políticas económicas emprendidas por nuestro amado gobierno empezarán a dar resultado. El caso es que ya se han levantado voces de que no será 2014 sino 2015 el año en el salgamos de la crisis, y así sucesivamente.
  Cualquier análisis mínimamente razonable de la situación actual, nos confirma que los motivos y las consecuencias de esta crisis-estafa financiera no solo no se están corrigiendo, sino que más bien se están profundizando y agravando. Desde la Unión Europea se insiste en las medidas económicas que nos han conducido a esta situación, es decir se nos dice que las políticas de austeridad no han funcionado, y que por tanto se debe insistir en la austeridad.....y a nadie se le cae la cara de vergüenza.
  
Rajoy, por Forges.jpg
  Y me surge una pregunta de difícil respuesta por encima de todas, ¿por qué funciona esta política del asno y la zanahoria?. Es decir, llevamos varios años arrastrando el carro de la crisis con la oferta de la zanahoria de que "el año que viene mejoran las cosas" gracias a los recortes y esfuerzos que estáis realizando. La realidad nos demuestra que lo que estamos logrando es tan solo arrastrar el dichoso carro, y que cada año la pendiente sea más empinada, y la carga del carro más pesada. Mientras unos pocos cuentan los billetes de sus brillantes cuentas de beneficios.
  Los motivos por los que esto funciona, parecen complejos y por supuesto múltiples; pero el hecho es que lo hacen, porque por ahora casi ningún burro se ha desatado del carro y ha mandado la zanahoria a tomar viento fresco. Probablemente uno de los factores de mayor importancia para el éxito de la actual situación (si lo miramos desde el punto de vista de gobernantes y banqueros, claro), es la eficacia del concepto de que para salir de la crisis se precisan sacrificios, y la población asume que cuantos más sacrificios realice, más y mejor se saldrá de la crisis.
  De nuevo, la realidad es tozuda y se empeña en demostrarnos que cada euro que perdemos en recortes y subidas de impuestos acaba cayendo en los mismos bolsillos

burro-zanahoria.jpg
  Es evidente que mientras que no seamos capaces de ver más allá de la zanahoria, darnos la vuelta y desengancharnos del carro que arrastramos, nada tendrá solución.....Y mientras, el libro de Belén Esteban es el más vendido de estas navidades
Personalmente, cada vez me parece más lejana nuestra salvación

DE NUEVO EL REFERENDUM EN CATALUÑA....

| No Comments
  ¡Por fin se pusieron de acuerdo sobre que es lo que hay que preguntar a los catalanes!. No parecía tan difícil, pero lo era, especialmente si lo que se pretende es redactar una pregunta que favorezca los intereses de una de las partes implicadas. 
  Ahora bien, lo que me parece más destacable de todo este asunto es la vehemencia que han demostrado muchos políticos, que dicen ser demócratas, a la hora de oponerse a que se pregunte a la ciudadanía algo. ¿Por qué tenemos que tener ese pánico a preguntar y conocer la opinión de los ciudadanos?. Pretenden que la democracia se convierta en un  teatro en el que un grupo de políticos obtiene una carta blanca cada cuatro años para hacer lo que les dé la gana. 
  Si en este país, o como quieran llamarlo, queremos progresar en democracia, lo primero que debemos hacer es fomentar todo tipo de consultas populares, es decir, que sean los propios ciudadanos los que manifiesten sus opiniones y que luego sean los políticos quienes encaucen esas ideas y sentimientos con las leyes oportunas. Suena demasiado idílico; pero deberíamos intentar que las cosas funcionasen de este modo.

referendum-575x320.jpg
  Pero igual que llama mucho la atención, la fiereza con la que algunos líderes políticos han respondido a la posible convocatoria de un referéndum en Cataluña sobre su eventual relación con el resto de España; tampoco podemos ser ingenuos, pues estoy convencido que los que ahora se rasgan las vestiduras en plaza pública por culpa de que no se permita votar a los catalanes, serían capaces de defender a continuación la improcedencia de muchas otras consultas populares que pudieran ser contrarias a sus intereses. Es decir, que conociendo el terreno nos pisa (nuestra ibérica clase política), la defensa del derecho a decidir tan solo depende de la conveniencia particular sobre lo que se pueda dilucidar en una votación popular.
  Nos falta mucha cultura democrática para permitir que el pueblo se exprese libremente.
  Personalmente pienso que cualquier referéndum es bueno. Ahora bien, hay que saber calibrar sus consecuencias, pues sus resultados pueden no tener encaje legal, como es el caso de la eventual independencia catalana, a nadie creo que se le escapa que dicha declaración es incompatible con el actual marco jurídico y legal español. En estos casos lo que hay que hacer es determinar las leyes que se deben cambiar para compatibilizar, si es posible, el deseo de una mayoría de ciudadanos con la legislación pertinente.

ombligo.jpg
  Pongamos por caso (nada hipotético, por cierto), que un pueblo español decide que la plaza del pueblo cambie de nombre, y se convoca una votación en el mismo; y el nombre elegido es Francisco Franco. Evidentemente es democrático, y yo no estoy en contra ni siquiera de este tipo de votaciones; pero el resultado del mismo es afortunadamente (y por ahora) ilegal. Probablemente el resto del país no estaría de acuerdo en cambiar la ley que permita que los habitantes de un pueblo llamen a su plaza Francisco Franco. 
  Este simple razonamiento es perfectamente aplicable al caso de Cataluña y su posible independencia.
  Por cierto, que una de las primeras cosas que habría que cambiar en caso de que se decidiese continuar por la senda de la independencia es el artículo 8 de la Constitución, no sea que nos metamos en un jardín al que ninguno queremos entrar, y no he escuchado a casi nadie decirlo....."Las Fuerzas Armadas, constituidas por el Ejército de Tierra, la Armada y el Ejército del Aire, tienen como misión garantizar la soberanía e independencia de España, defender su integridad territorial y el ordenamiento constitucional".
  Lo que ha sucedido recientemente en Canal 9 de Valencia, creo que es tremendamente significativo de los malos tiempos que padecemos, y resulta paradigmático de que un cambio de mentalidad en la sociedad es absolutamente imprescindible si pretendemos que las cosas comiencen a cambiar, para mejor, por supuesto.
  Aparte de otras consideraciones evidentes y muy comentadas en la prensa sobre la nefasta gestión que perpetró la Generalitat valenciana en su televisión pública (no es el único ejemplo, evidentemente), ha resultado bochornoso hasta la naúsea soportar las reacciones de algunos de sus trabajadores, en concreto de los profesionales de periodismo que allí prestaron sus servicios.
  Estos días hemos visto a muchos de los periodistas que trabajaron para Canal 9 de Valencia y que ahora han sido despedidos, denunciar la manipulación informativa de la que eran víctimas mientras trabajaban para el ente público. ¿Por qué no lo denunciaron en su momento?....

_635192917754719788_12a53a5b.jpg
  La respuesta parece sencilla, por un lado sintieron miedo a perder sus puestos de trabajo en caso de contradecir a sus jefes; y por otro, parece que algunos eran complacientes con la manipulación informativa que facturaban desde el canal público de la televisión valenciana. Muchos de ellos, sin duda votaron a los mismos que ahora sin ningún miramiento les han puesto de patitas en la calle.
  En ambas circunstancias, ha quedado sobradamente demostrado que la actitud servil y complaciente de los trabajadores, cuando no cómplice directamente, era injustificada e injustificable. El poder, en este caso la Generalitat valenciana, olvida fácilmente los favores que se les han hecho, y opta por la perpetuación de su propia especie. Esos periodistas que pasaron por el aro de la línea editorial impuesta desde los despachos de las diferentes consejerías autonómicas han sido despedidos sin que se haya tenido en cuenta su hoja de servicios. Y ahora se acuerdan de todo aquello. La crueldad de los engranajes del poder les ha triturado, a pesar de que ellos pensaron que la fiel adhesión a los principios impuestos desde las cumbres del poder podría servirles para salvaguardar sus puestos de trabajo.
  Ahora lo van a tener complicado, pues en sus curriculum constará haber sido periodistas de Canal 9, y no parece ese el mejor antecedente para un informador que debiera ser independiente. Primero perdieron el honor y después el puesto de trabajo. Quizá de haber perdido primero el puesto de trabajo tras enfrentarse a los dictados de sus jefes, podrían haber conservado el honor y por tanto haber incrementado las posibilidades de conseguir ahora un puesto de trabajo.....

17180_interesgeneral.jpg
  Este ejemplo ilustra uno de los grandes dramas que sufrimos actualmente como sociedad: El miedo a perder lo que ahora poseemos nos inmoviliza y nos obliga a pasar por algunos aros intolerables. Y finalmente no sirve de nada. La sumisión a los superiores y el miedo a perder nuestras migajas del banquete capitalista nos mantiene atados de pies y manos. Y eso hace que el actual estado de cosas se perpetúe. Ellos (los poderosos) lo saben muy bien, y lo manejan perfectamente. 
  Cuando dejamos de serles útiles, no dudan en patear nuestros culos y arrojarnos al vertedero, independientemente de lo que hayamos hecho anteriormente. Por tanto, vivir con miedo y sumisión, tan solo sirve para vivir con miedo y sumisión.  Quizá aquellos que optan por enfrentarse a los resortes del poder sean los últimos candidatos a ser triturados por el mismo. Los mansos y acobardados son los primeros en caer.
  Es evidente que las cosas no están para actos estériles de heroismo, pues en las colas del INEM se agolpan millares de personas dispuestas a recoger lo que otros desechen....pero por algún sitio habrá que empezar para cambiar las cosas. Y uno de ellos puede ser el enfrentarse con inteligencia a las arbitrariedades y órdenes que nos imparten los poderosos.

About this Archive

This page is an archive of entries from December 2013 listed from newest to oldest.

November 2013 is the previous archive.

January 2014 is the next archive.

Find recent content on the main index or look in the archives to find all content.

Categories

Pages