business catalog article new catalog business opportunities finance catalog deposites money catalog making art loan catalog deposits making catalog your home good income catalog outcome issue medicine catalog drugs market catalog money trends self catalog roof repairing market catalog online secure catalog skin tools wedding catalog jewellery newspaper catalog for magazine geo catalog places business catalog design Car catalog and Jips production catalog business ladies catalog cosmetics sector sport catalog and fat burn vat catalog insurance price fitness catalog catalog furniture catalog at home which catalog insurance firms new catalog devoloping technology healthy catalog nutrition dress catalog up company catalog income insurance catalog and life dream catalog home create catalog new business individual catalog loan form cooking catalog ingredients which catalog firms is good choosing catalog most efficient business comment catalog on goods technology catalog business secret catalog of business company catalog redirects credits catalog in business guide catalog for business cheap catalog insurance tips selling catalog abroad protein catalog diets improve catalog your home security catalog importance

October 2014 Archives

LAS RESPONSABILIDADES DEL ÉBOLA TIENEN NOMBRE Y APELLIDO

| No Comments
  Ahora que el primer, y afortunadamente único, caso de contagio por Ébola en Europa está a punto de resolverse satisfactoriamente para la paciente, creo que es un buen momento para empezar a plantear preguntas al respecto y exigir responsabilidades.
  Sin duda todo empezó hace unos cuantos meses, cuando se decidió desmantelar el Hospital Carlos III de Madrid. Es un buen momento para recordar quienes decidieron cerrarlo, transformarlo o como quieran llamarlo y con que motivos. En este sentido, quizá sea bueno recordar las denuncias de algunos de los profesionales que allí trabajaban, que nos recuerdan, antes de que la amenaza de la epidemia estuviese en nuestras puertas, para que servía dicho Hospital. Las siguientes son palabras textuales del doctor Juan Martínez en marzo de este año: "El Carlos III cumplía una función en parte intangible, pero real, a mi modo de ver. Fuimos designados centro de referencia de enfermedades emergentes e importadas y cumplimos esa función ante la amenaza del ántrax, del SARS,de la gripe aviar, de la gripe pandémica y de modo más inadvertido, de sospechas de cólera, fiebre de Marburg, Ébola, tuberculosis multirresistente, rabia, etc. La idea era sencilla: Pequeño hospital cuerentenable, dotado de cuidados intensivos (ya cerrados), anatomía patológica con microscopía electrónica (cerrada), habitaciones de aislamiento con presión negativa (infrautilizadas ahora), excelente microbiología (en proceso de desmantelación) y centro de vacunación internacional (que se mantiene)".
  Esto es simple: Unos políticos deciden eliminar para cuadrar unas cuentas (maltrechas por cosas como las de Bankia) un Hospital muy específico sin atenerse a las consecuencias. Es como si yo tengo un seguro contra incendios en mi casa, decido anularlo para ahorrar y se me quema la casa: El único responsable soy yo. Pues eso mismo ha pasado con las autoridades sanitarias madrileñas y estatales (porque era centro de referencia nacional) que decidieron prescindir de dicho "seguro". Eso si, todos se han apresurado a evadir su responsabilidad, que es absoluta.

B0DjABbCYAIlWlP.jpg
  Pero claro, entonces surge el asunto de los misioneros moribundos en África y de su eventual repatriación. No puedo estar en desacuerdo en que unos compatriotas sean repatriados en esas circunstancias, pero tan solo pondría una condición: Y es que estuviésemos adecuadamente preparados para su tratamiento. Obviamente no lo estábamos por la sencilla razón de que el Hospital que estaba preparado para este tipo de problemas había sido previamente desmantelado por las autoridades sanitarias. La prueba más evidente es que a las primeras de cambio se produce un contagio entre el personal sanitario.
  Aunque a continuación voy a hacer un ejercicio de ficción, me temo que los hechos no han de estar muy alejados del mismo: En el Consejo de Ministros surge la necesidad de traerse a España a dos misioneros gravemente enfermos de Ébola, ¿dónde van a ser ingresados?. Pues en el Carlos III, que es el hospital de referencia nacional para estas cosas. Pero claro, en ese momento se dan cuenta de que tal estructura ya no existe, por lo que a toda velocidad se improvisa su "reconstrucción". Lo importante es que la foto salga bonita, y que no exista la posibilidad de que alguien diga: Los misioneros no pueden ser repatriados porque hace unos meses el Gobierno de Madrid se ha cargado ese Centro Hospitalario. Y allá que vamos, se rescata personal que estaba en otros lugares, y se monta un paripé de traslado por las calles de Madrid al más puro estilo Hollywood, que eso si que sale en Prensa. Después lo que pasa de puertas para dentro en el Hospital ya no sale en la foto y se apaña como se puede. Cuando se produce el contagio tenemos la prueba del delito: el protocolo no ha funcionado y en el colmo del despropósito se culpa a la enferma. 
  En este sentido, cabe destacar que cualquier protocolo mínimamente serio de seguridad, incluye la posibilidad de error humano, y por tanto, los mecanismos de control para que dicho protocolo sea resistente a este previsible tipo de error. Los más elementales controles de seguridad y control no se cumplieron, y los responsables de ello siguen en sus despachos.

184801-944-629.jpg
Es evidente que este tipo de cinematográficas medidas de protección no se aplicaron cuando Teresa limpió la habitación del misionero fallecido

  Posteriormente el cúmulo de despropósitos ya es enciclopédico y ampliamente conocido: ausencia de evaluación del personal sanitario que estuvo en contacto con el virus (Teresa anduvo casi 6 días por ahí con fiebre), ausencia de protocolos de transporte seguro de casos sospechosos, carencia absoluta de criterios para derivar y tratar casos sospechosos (lo que sucedió en el hospital de Alcorcón es de traca), falta de criterios para tomar medidas de carácter epidemiológico con las personas con contacto de riesgo, impune inculpación de la contagiada, etc, etc, etc.

  En fin, pero en este país nadie es responsable de nada, y las excusas que nos han puesto Ana Mato, y el Consejero Javier Rodríguez no son nada diferentes de las que hemos escuchado en casos evidentes de corrupción y otras calamidades. 
  Personalmente considero que los responsables de lo que ha pasado con el Ébola en España son dos (y ojalá que nos quedemos aquí): Quienes desmantelaron el Carlos III en Madrid, y quienes decidieron repatriar a los misioneros enfermos sin contar con los medios adecuados para su atención. Si fuésemos un país medio normal, cada palo debería aguantar su vela....


http://medicosypacientes.com/articulos/opinion5314.html
  Nada más y nada menos que 86 directivos de Caja Madrid (ahora Bankia) han sido relacionados con un uso fraudulento de tarjetas de crédito para uso personal durante un periodo de casi 10 años y por un montante de unos 15 millones de euros (2500 millones de pesetas). Entre los acusados los hay de todo tipo, origen y condición. Unos han tenido un poco más de vergüenza en el abuso que otros, pero al final todo parece indicar que casi ninguno se libra de al menos haber cometido un exceso.
  Es obvio que el sistema estaba diseñado desde la cúpula directiva para disponer de un Consejo de Administración dócil. En esto hay que reconocer que los máximos dirigentes fueron muy hábiles, pues nunca despertaron el recelo de ninguno de los consejeros.

algunos-de-los-86.jpg

  ¿Por qué sucede esto?. Es más, antes de entrar en esta cuestión, creo que debemos dejar bien sentada una base: Lo que sucedió en Caja Madrid con la totalidad de sus consejeros es más que probable que haya sucedido en otras Cajas, quizá en otros Bancos, puede que en muchas empresas, y ¿por qué no en los Gobiernos de turno?. 
Es decir, en mi opinión, no estamos ante un acontecimiento aislado. Y esto responde a la pregunta que lanzaba al comienzo de este párrafo: La corrupción en España es algo estructural.
  El caso de Caja Madrid no se ha producido porque los 86 consejeros denunciados hayan sido casualmente de baja o muy baja catadura moral. Ha sucedido porque la normativa y las medidas de control están corrompidas y fomentan la corrupción. Seamos críticos con nosotros mismos y miremos a nuestro alrededor y en nuestro interior. ¿Cuántos de nosotros en las circunstancias de los Consejeros de Caja Madrid hubiera tenido un comportamiento diferente?. Mucho me temo que la respuesta es nadie.
  Y creo que hay dos motivos esenciales: 

Panc.jpg

  Primero: Las leyes están diseñadas para fomentar en régimen de impunidad estas corruptelas, chanchullos y demás negocietes. Los mismos que las promulgan están entre sus principales beneficiarios. 
  Muchos se conforman pensando que esta forma de hacer las cosas es propia de nuestro carácter latino. Y no creo que eso sea verdad: Estoy convencido de que un ejemplar y honesto político sueco (por poner un ejemplo que parece paradigmático) en nuestro país estaría cargando gastos personales a la tarjeta de su trabajo a los 15 minutos de poder hacerlo; mientras que cualquiera de estos que ha sido cazado en España con las tarjetas de Caja Madrid en una entidad similar de Suecia, tendría un comportamiento exquisito e irreprochable con el empleo de los gastos de representación. 
  En mi opinión el problema de nuestro país es de una legislación terriblemente laxa con los corruptos, y de una sociedad complaciente (cada vez menos afortunadamente) con este tipo de comportamientos. Es igual que lo que nos ha sucedido con la Seguridad Vial. Hasta que no hemos tenido pavor a las multas, la gente no ha dejado de conducir a 180Km/h por las autovías (entre otros).
  Ojalá todo fuera tan sencillo como cambiar de caras en nuestra clase política para poder abordar una solución eficaz a estos problemas tan estructurales. Pero mucho me temo que no es así.... y que un problema de raíz requiere una solución radical.

evoluc.jpg
Al final solo los más aptos llegan a las ramas más altas

  En segundo lugar, creo que hay un matiz importante en todo esto que he afirmado en el párrafo anterior. ¿Quiénes llegan a estar en disposición para ser Consejeros de Caja Madrid?. La respuesta es tan obvia que es casi insulto que no se plantee en todos los medios de comunicación. Llegan los más aptos. Aquellos que en su trayectoria se han distinguido, por ejemplo, por su sentido crítico hacia las estructuras de poder actuales jamás llegan a estar en disposición para alcanzar la cumbre. Es una especie de selección natural en la que la complacencia es el principal valor para prosperar.
  Este fenómeno es quizá incluso más difícil de modificar, porque no depende tanto de una buena legislación, sino de un ideario de sociedad en el que se valoren los méritos objetivos del individuo. Hoy en España los más aptos no son los que ascienden en sus respectivos puestos de trabajo (aunque supongo que obviamente hay excepciones).

  En conclusión, lo de las Tarjetas de caja Madrid, me parece tan solo la punta de un inmenso iceberg oculto, entre otros, en la conciencia de cada uno de nosotros.....


http://www.abc.es/economia/20141006/abci-hacienda-investiga-tarjetas-201410061114.html

http://pongamosquehablodemadrid.com/2014/10/07/las-tarjetas-negras-de-caja-madrid-salieron-a-la-luz-unicamente-por-la-accion-ciudadana/

About this Archive

This page is an archive of entries from October 2014 listed from newest to oldest.

September 2014 is the previous archive.

November 2014 is the next archive.

Find recent content on the main index or look in the archives to find all content.

Categories

Pages